cabecera
Portada del sitio | Noticias | Segovia |
  • 0 comentarios 
  • Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
asesoria

A la vista de la actitud de los medios de comunicación locales, con carácter general aunque no conocemos de excepción alguna, desde CGT debemos mostrar nuestro más profundo rechazo a esta línea informativa.

Sinceramente CGT no esperaba casi otra respuesta que la que han dado dichos medios a su nota de prensa. En realidad no ha habido sorpresa, ni incredulidad, sino la misma decepción de otras veces, y por los mismos o distintos motivos. Decepción no por CGT, que ya conoce y ha probado de la indeseable censura sino por la opinión pública, a mucha de la cual CGT no llega a través de otros canales propios y que tiene pleno derecho a saber o conocer de otros puntos de vista aunque sean antagónicos. Eso pasa a CGT con este y otros asuntos a los que los medios de información general dan el tratamiento que consideran oportuno, aunque con ello provoquen el empacho y el hartazgo de la opinión pública en general y de una parte de la sociedad en particular, cual es el caso que nos ocupa.

Pues bien, hay que estar leyendo, viendo o escuchando pormenores mayores o menores sobre los acontecimientos de todo tipo y a todas horas relacionados con el papa católico y con los católicos pero sin embargo esos mismos medios de información que tanto proclaman su PLURALIDAD, SU AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA son incapaces de mostrar, mejor dicho censuran, informaciones de otras fuentes. Una censura hacia otros que lo que revela en realidad es una actitud de autocensura de los propios medios. Una conducta, más que reprobable, mezquina y cobarde que lo único que resalta es la escasa capacidad para informar y la nula credibilidad de lo que se informa, a pesar de que lo que se informe sea cierto. Porque en este como en otros casos no está en cuestión tanto lo que se dice como lo que no se dice. Por ejemplo, aquello que como siempre que está la iglesia católica por medio sólo genera miedo, prejuicios y una censura despreciable.

Y mientras desde el otro lado de la realidad de la fe se respeta a esta sea cual sea y, por supuesto, a las personas que la profesan y que hacen gala públicamente de ella, tenemos que seguir soportando una demostración de fuerza, prepotencia e imposición de gobierno, políticos e instituciones públicas absolutamente soez, haciendo gala de un fundamentalismo repugnante por más que unos y otros se vistan de demócratas, tolerantes y respetuosos. Mientras tanto en la historia, en el ambiente y en la mente de todos siguen rezumando como golpes de conciencia la verdad y la realidad; aquellas que hablan de la preconstitucionalidad de unos Acuerdos Estado Español-Vaticano que nos siguen esclavizando, de un estado aconfesional confuso y vergonzante y de unos datos que en absoluto avalan pero sí contradicen el carácter mayoritario del catolicismo en España.

Mientras tanto la Libertad es ofendida, la Dignidad se resiente y el Derecho se quiebra porque la Imposición y la Prepotencia se imponen por la fuerza, la mentira ….. y la censura.

Segovia, 16 de agosto de 2011

Añadir un comentario

Sanidad Educación Construcción Metal Alimentación y Hostelería Limpiezas General Administración Transportes y Comunicaciones