cabecera
Portada del sitio | Noticias | Soria |
  • 0 comentarios 
  • Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
asesoria

El departamento de comunicación de la empresa Isolux Corsán Corviam, adjudicataria de las obras de urbanización del primer sector de la futura Ciudad del Medio Ambiente, en Soria, reconoció ayer que las obras que están llevando a cabo en Garray han sufrido un ligero retraso debido a los sabotajes de los que fue objeto el material utilizado en la intervención durante las últimas semanas. Estos ataques también han propiciado que la adjudicataria refuerce la seguridad de la superficie afectada por las obras.

Desde Corsán explicaron que debido a los ataques sufridos, que entre otras cosas supusieron la ruptura de tuberías y el vuelco de la bomba de agua, la empresa se ha visto obligada a «reubicar» a personal de la obra encargado de otras tareas y que se han tenido que dedicar a subsanar los daños causados. Estas recolocaciones han supuesto "cierto retraso, pero leve". Desde la empresa aseguraron que ahora mismo se está haciendo un esfuerzo para recuperar el tiempo perdido por los ataques a las obras y volver a los plazos marcados por la dirección de obra al comienzo de la intervención.

La empresa Isolux Corsán Corviam reveló que ahora mismo no es posible ofrecer una valoración económica de los daños causados por los ataques vandálicos al material de la obra. "Ahora mismo no tenemos esos datos y realmente es muy complicado poder hacer una valoración de los mismos", afirmaron desde el departamento de Comunicación de la empresa.

En referencia a la denuncia interpuesta por la empresa contra el colectivo ecologista Asden por entrar sin permiso en el recinto de las obras y llevar a cabo grabaciones audiovisuales, la respuesta oficial de la empresa constructora es que esperarán a que sea la Justicia la que se pronuncie. La empresa presentó la denuncia el pasado 27 de julio ante la Guardia Civil después de que el día anterior un grupo de personas vinculadas con Asden estuvieran en el recinto de la obra. El portavoz de la formación ecologista, Carlos González, reconoció ayer que esas personas estuvieron en las obras, pero disculpó la intromisión asegurando que estaba tratando de lograr información para fundamentar las irregularidades que a su juicio se están cometiendo en la urbanización de la CMA.

González, en cualquier caso, negó que hubiera existido un enfrentamientos entre los miembros de Asden y el personal de las obras. En la denuncia se advierte que las invasiones del recinto llevan produciéndose durante los últimos tres meses y que en reiteradas ocasiones el vigilante ha requerido a las personas que se habían adentrado en las obras que abandonasen el recinto.

Desde Asden señalan que el objetivo de la denuncia es amedrentarlos «para que no se denuncien las irregularidades».

Fuente: elmundo

Más información en: http://www.asden.org/

Añadir un comentario

Sanidad Alimentación y Hostelería Construcción Educación Transportes y Comunicaciones Administración General Metal Limpiezas