Vodafone pretende “deshacerse” de 150 personas con la subrogación Golden Line- Konecta

 

La dirección de Vodafone, aprovechando el cambio de empresas de Golden Line a Konecta, ha decidido cerrar su centro en Torrelavega (Cantabria), forzando el traslado de sus 150 trabajadores a Valladolid o causar baja en la empresa con sólo 20 días por año trabajado.

Esta actuación no es nueva en el sector del telemarketing y, desde CGT, denunciamos que la intención final es despedir barato a toda una plantilla sin ninguna causa real, ya que con los 900€ mensuales que cobra un teleoperad@r a jornada completa es imposible realizar un cambio de residencia de este tipo.

Es evidente que tiene el mismo coste atender a los clientes desde Valladolid que desde Torrelavega, por ello, la CGT exigimos a Vodafone que no permita a su nuevo proveedor que trate así a sus trabajadores, ya que en ese caso será la multinacional Vodafone la máxima responsable de estos despidos encubiertos.

La Confederación General del Trabajo (CGT) de Castilla y León y Cantabria apoyará las movilizaciones que puedan realizar estos trabajadores, al tiempo que estudia iniciar acciones legales contra dicha decisión empresarial claramente injustificada.

Secretariado Permanente de CGT CyL-C.