El Gobierno quiere despedir empleados públicos sólo por bajar el presupuesto

 

El Gobierno deja abierta la posibilidad de aplicar despidos a través de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de personal laboral en las Administraciones Públicas por causas económicas cuando tengan problemas de financiación o insuficiencia presupuestaria.

Según el reglamento que desarrolla la reforma laboral, se entiende como insuficiencia presupuestaria que la aportación a la entidad correspondiente disminuya al menos un 10% respecto al ejercicio anterior, aunque deja abierta la puerta a otros supuestos que no precisa.

El texto del reglamento, que el Ministerio de Empleo señala que se entenderá que existe insuficiencia presupuestaria en cuatro casos “entre otros”.

Además de la disminución del 10% de la aportación, también se dará el caso cuando las transferencias de capital correspondientes a dichas entidades o cuando la aportación presupuestaria al convenio o al contrato programa que tuviera concertado el ente, organismo o entidad, hayan disminuido igualmente al menos ese mismo porcentaje. Igualmente se entiende que habrá causa económica de despido cuando se haya adoptado un “acuerdo de no disponibilidad” que afecte a dichos organismos.