Elecciones generales: el valor de la abstención

 

Las elecciones generales vuelven, una vez más, a situarse en el epicentro del sistema democrático que padecemos como expresión máxima de los derechos y libertades que nos visten como ciudadanos y adornan nuestra sociedad.

Una ocasión, una más, para ver un sainete, real y trascendente, en forma de campaña electoral; es decir, el entremés previo a la gran fiesta de la democracia según criterio asumido y establecido principalmente por los poderes que la gobiernan.

CGT, crítica con este modelo político de representación en el cual los verdaderos protagonistas del sistema, los ciudadanos, entregan cada cuatro años su destino, ilusión o esperanza a unos supuestos representantes, rechaza estas elecciones generales, al igual que todas las anteriores proclamando la necesidad y el abrazo de la Democracia Directa como expresión genuina, libre y solidaria de los hombres y mujeres; abiertamente distinta y distante del modelo de representación que define a las democracias liberales.

Por ello el valor de la Abstención como opción real y alternativa posible al actual modelo se revela no como una utopía sino como una evidente, real y necesaria manifestación de todas aquellas personas que vean la mentira, la manipulación y la ilusión perdida en este concepto de política y de democracia.

El concepto de Soberanía Popular, el cual define y reside de forma inequívoca en el Pueblo, es decir en la colectividad de todas las personas, se somete de forma arbitraria y sectaria a los intereses o designios tanto de gobiernos ausentes como de poderes oscuros. Aquéllos gobiernan a quienes les han elegido y éstos dirigen a los gobernantes. En definitiva los protagonistas (los ciudadanos) se someten solos a través de su voto. ¿?.

CGT ha venido desarrollando una campaña por la Abstención; LA ABSTENCIÓN ACTIVA Y CONSCIENTE como alternativa a un sistema inútil que se ha revelado no sólo impotente sino tirano contra la propia sociedad. Una paradoja tan estúpida como inaceptable: este modelo de representación sostiene un sistema que actúa contra quienes lo sostienen, lo renuevan y lo mantienen: los votantes convertidos en personas ó las personas convertidas por un rato en votantes y protagonistas de sus dramas.

Hoy como ayer, y como mañana, CGT vuelve a decir NO NOTES A QUIEN TE OPRIME; NO LEGITIMES TU SUFRIMIENTO,…. NO VAYAS A VOTAR, ¡¡ABSTENTE!! y sigue haciendo tu presente y tu futuro desde la emancipación, la libertad, la solidaridad y la democracia directa. Segovia, 17 de noviembre de 2011