Centro Ecuestre de Castilla y León: ¿Censura informativa?, ¿intereses?, ¿favores?, ….

 

Las últimas noticias aparecidas en algunos medios de información han devuelto al CENTROECUESTRE DE CASTILLA Y LEÓN a una atención pública que pone en cuestionamiento, nosólo por parte de CGT sino de ciudadanos (lectores, oyentes y espectadores) el criterioinformativo de la mayoría de los medios de comunicación locales respecto de esta iniciativa.

No obstante esta apreciación también existe, desde que se inició este proyecto, una profundainquietud y enorme preocupación en ciertos ámbitos de la sociedad por lo que han venidoconsiderando como una idea descabellada y un proyecto costoso, prescindible y caprichoso porparte de la Consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta.Una preocupación que ha ido en paralelo a un creciente rechazo. Preocupación a la vista de lassucesivas informaciones que aparecían en los medios de información en las que se informaba deconstantes gastos e inversiones. Y rechazo hacia un proyecto distante y oscuro, desconocido ydespilfarrador; todo lo cual puede sintetizarse en el término Decepción para expresar el proyectoy la línea informativa seguida respecto a él por la mayoría de los medios de comunicaciónlocales.

De todos estos antecedentes CGT puede dar testimonio fidedigno y directo, tanto por suimplicación en demanda de la obligada transparencia como por su empeño en que la ciudadaníaconociera el alcance de esta iniciativa.

En ambos supuestos hay que manifestar que esta Organización se ha encontrado con un mismomuro de silencio y opacidad; tanto por la Consejería de Agricultura y Ganadería como de lamayoría de los medios de comunicación.

Y si anteriormente no se ha entendido por nuestra parte este silencio informativo, porque elpolítico-administrativo lo damos por supuesto tratándose de quien se trata, los últimosacontecimientos ya rebasan cualquier consideración racional.Nos referimos a la sanción de 54.000 € impuesta a la Junta de Castilla y León. Una sanción grave,MUY GRAVE, por mucho que por parte de algunos, voceros principalmente, se le quieran ponerpaños calientes. Lo cierto, y demostrado, es que en este caso ha habido cuanto menosirresponsabilidad por no decir negligencia o desprecio por las normas.

Unas normas queparecen no estar hechas para la Junta de Castilla y León o para su Consejera de Agricultura yGanadería, tampoco para ciertos estamentos de la ciudad y provincia; callados y silenciosos anteun asunto bochornoso que supera cualquier límite racional. Esto pasa en Segovia porque Segoviaes así. Esto pasa con la Junta de Castilla y León porque esta Administración es así, y quien lasustenta también es así. También puede ocurrir porque la mayoría ciudadana es como es; y quelos medios de comunicación son ¿cómo son?, ¿cómo actúan?…..Más allá de su línea editorial tanto CGT como algunos ciudadanos entendemos que en el temadel CENTRO ECUESTRE DE CASTILLA Y LEÓN los medios de comunicación localesmayoritariamente han defraudado las lógicas expectativas que se pueden esperar de ellos;información, objetividad y pluralidad, porque ninguno de los tres valores se vienen respetandoen esta cuestión. Como ejemplo, la última información enviada por CGT a los medios locales.

Una información que giraba, además de otros antecedentes, sobre la gravedad de la sanciónimpuesta ya mencionada y la necesidad, por justa, razonable y saludable, de depuración deresponsabilidades. Una información que ha sido ignorada por la mayoría de los medios decomunicación. Una información que, siendo un punto de vista de CGT bien es cierto, tambiénrespondía a una justa y más que reconocible inquietud de parte de la ciudadanía; lectores,oyentes y espectadores por otro lado.

¿Quién va a pagar esos 54.000 € o lo que sea definitivamente?. Y aunque no fuera así, ¿quiénresponde de los gastos ocasionados, del tiempo perdido y de una infracción legal cierta de todauna Administración Autonómica?. ¿Quién y cómo responde a semejante disparate?.

Para CGT hay una responsable principal: la Consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta deCastilla y León. Ella, y alguien más, deberían asumir todas, absolutamente todas, lasresponsabilidades y obrar en consecuencia. A partir de ahí debieran ser otros quien hicieran eseobligado y necesario ejercicio de reflexión y honestidad.

Esta nota de opinión, aunque apoyada por algunos, sólo está suscrita por CGT.

TODO LO ANTERIOR EXIGE LA INMEDIATA DEPURACIÓN DE RESPONSABILIDADESY QUE, ADEMÁS, LOS RESPONSABLES DE ESTE DISPARATE ASUMAN LASCONSECUENCIAS Y PAGUEN LOS 54.000 € DE LA SANCIÓN.

Segovia, 6 de abril de 2011

¡ SALUD ¡

EL SECRETARIO GENERAL DE CGT DE SEGOVIA

Fdo.: Julio César SANZ POLO