La soja modificada genéticamente además de esterilidad, produce malformaciones fetales según un estudio científico internacional

 

Un nuevo estudio científico ha confirmado la toxicidad de los alimentos transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM).En este importante trabajo experimental se demuestra que el herbicida glifosato el ingrediente activo principal del Roundup de Monsanto no solo es tóxico para como llevamos años advirtiendo, sino que además es teratogénico, es decir está ligado a defectos de nacimiento[2]. Y esto en concentraciones mucho menores que las usadas en la agricultura.La investigación ha sido realizada por un equipo multinacional de científicos del Reino Unido, Brasil, EE.UU. y Argentina dirigido por el profesor Andrés Carrasco, jefe del Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Medicina y miembro del Consejo de Investigación Científica y Técnica Nacional de Argentina.

Este equipo de científicos ha demostrado que el glifosato provoca malformaciones en los embriones de la rana y el pollo a dosis mucho más bajas que las utilizadas en la pulverización agrícola[3].Encontraron malformaciones en los embriones inyectados con solo 2,03 mg / kg de glifosato mientras que la soja para uso alimenticio normalmente puede contener residuos de glifosato de hasta 17mg/kg[4]. La dosis para producir esta toxicidad es casi 10 veces menor[5].El informe se publica con testimonios de pobladores argentinos cuyas vidas han sido radicalmente alteradas por el cultivo de la soja OGM [3].Los resultados del estudio fueron presentados durante la 6 ª Conferencia Europea de Regiones libres de OGM en el Parlamento Europeo en Bruselas.

Recordemos que todos los cultivos OGM importantes en el mercado hoy en día son manipulados genéticamente para “tolerar” el herbicida Roundup que se utiliza ampliamente desde la década de 1970. Con la llegada de los OGM su uso ha ido inevitablemente ligado al de las semillas transgénicas manipuladas para tolerarlo. Así en 2005, el 87% de todos los campos de soja de EE.UU. eran generosamente rociados con Roundup[6].

El estudio de Carrasco y colaboradores fue emprendido porque en Argentina desde 2002 estaban creciendo los informes de altas tasas de defectos de nacimiento en las zonas rurales, donde se cultiva soja rociada con Roundup desde el 2000.

En Argentina y Paraguay, médicos y habitantes de las zonas de producción de soja GM han descrito efectos nefastos sobre la salud como resultado de la utilización del glifosato, además de los efectos inmediatos de intoxicación y de las malformaciones, el aumento de los casos de cáncer, abortos espontáneos, abortos involuntarios y muerte fetal [8].

Los autores del nuevo estudio concluyeron que “los hallazgos en el laboratorio son compatibles con malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Estas conclusiones no han caído nada bien a Monsanto ni a los que viven de este agronegocio. Incapaces de rebatirlas utilizan otros métodos. Por ejemplo en agosto de 2010 durante una conferencia en La Leonesa, (provincia del Chaco, Argentina) el director del estudio Carrasco fue atacado violentamente por una turba organizada por figuras locales de la agroindustria según declaraciones de los testigos.

Además hay que tener en cuenta los graves problemas sociales causados por los monocultivos de soja transgénica. Los medios de subsistencia han disminuido porque la tierra que se utilizaba para cultivar alimentos para consumo humano se dedica a los monocultivos de soja transgénica. Así por ejemplo la proporción de hambrientos y los pobres en la Argentina pasó del 15% en 1996 – cuando se introdujo la soja transgénica – al 47% en 2003 [10].

A pesar de las crecientes pruebas de la toxicidad del glifosato la Agencia de Protección Mediambiental (EPA) del Gobierno de los EE.UU. sigue haciendo oídos sordos y recitando la cantinela de que el Roundup es “relativamente bajo en toxicidad, y sin efectos carcinogénicos o teratogénicos” [12].

Monsanto ha conseguido modificar la legislación sobre el nivel máximo de residuos (LMR) permitidos para el glifosato en la soja en varios países e incluso en la Unión Europea donde se elevó de 0,1 mg / kg a 20 mg / kg en 1997. La toxicidad teratógénica demostrada en el estudio se produce a dosis muy inferiores de las legalmente admitidas como seguras.Los niveles máximos de residuos de glifosato son dosis “seguras” para que Monsanto siga enriqueciéndose pero son tóxicas para la gente que la consume en los productos actualmente autorizados.

La industria prepara el contraataque. Para 2011 se ha previsto la creación de la Mesa Redonda sobre Soja Responsable (RTRS), un foro de múltiples interesados en la producción de soja sustentable, que pretende poner en marcha una etiqueta voluntaria para la soja “responsable” que tranquilice a los comerciantes y los consumidores. Esta cínica etiqueta nos informará de que la soja “se produjo éticamente con la consideración de las personas y del medio ambiente”[13]. Es decir que se pretende etiquetar de soja transgénica rociada con glifosato como ética y responsable[14].

Los miembros de la RTRS incluyen empresas multinacionales, tales como ADM, Bunge, Cargill, Monsanto, Syngenta, Shell, y BP, y además organizaciones no gubernamentales como WWF y Solidaridad[15].Es destacable que la WWF se presenta como una organización ecologista. Recordemos que fue fundada por el príncipe Felipe, no el nuestro, si no el de Inglaterra, consorte de la reina. Aunque la casa real española no anda lejos ya que su filial nacional ADENA esta presidida por su majestad el rey…

Más de 200 organizaciones de la sociedad civil han condenado los criterios RTRS calificándola de lavado verde corporativo[16].

Ciertamente las corporaciones de los transgénicos tienen motivos para defenderse, especialmente este año en el que además de éste se publicó un estudio científico todavía más inquietante donde se demostraba que la soja transgénica producía esterilidad. ???referencia

Este estudio es una prueba más de que Monsanto y las corporaciones transgénicas han mentido sistemáticamente sobre la seguridad del Roundup como es natural en la lógica capitalista. Pero también han mentido los organismos que supuestamente están encargados de proteger el medio ambiente y a la gente ya que en realidad están protegiendo los beneficios de las corporaciones.Ambos deben ser enjuiciados por su comportamiento criminal.

Contactos con los autores y editores:

* Michael Antoniou es especialista en genética molecular y director del Grupo de Biología del King’s College London School of Medicine, Londres, Reino Unido. Móvil 44 979 7852 548. 44 20 7188 3708. Skype: michaelantoniou. Correo electrónico: @ michael.antoniou genetics.kcl.ac.uk * Paulo Brack es profesor del Instituto de Biociencias de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), Brasil, y miembro de la CTNBio (Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad), Brasil. 55 51 9142 3220. Correo electrónico: @ paulo.brack ufrgs.br * Andrés Carrasco es profesor y director del Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad de Buenos Aires Facultad de Medicina, Argentina, e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Argentina. Móvil 54 9 11 6826 2788. 54 11 5950 9500 ext 2216. Correo electrónico: acarrasco@fmed.uba.ar * John Fagan fundó una de las primeras pruebas de OMG.. Fue cofundador de la Tierra de código abierto, para promover la producción de alimentos ecológicamente sostenible. Anteriormente, dirigió la investigación del cáncer en los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. Tiene un doctorado en bioquímica y biología molecular y celular de la Universidad de Cornell. Móvil 1 312 351 2001. 44 20 3286 7156. Correo electrónico: jfagan@earthopensource.org * Mohamed Ezz El-Din Mostafa Habib es profesor y ex director del Instituto de Biología, UNICAMP, São Paulo, Brasil, y el rector de los asuntos de extensión y de la comunidad, UNICAMP. Él es un experto reconocido internacionalmente en la ecología, entomología, plagas agrícolas, la educación ambiental, la sostenibilidad, el control biológico y la agroecología. 55 19 3.521 mil 4712. Correo electrónico: habib@unicamp.br * Paulo Kageyama Yoshio es director, Programa Nacional de Conservación de la Biodiversidad, Ministerio de Medio Ambiente, Brasil, un miembro del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) del ministerio de ciencia y tecnología, Brasil, y profesor del departamento de bosques y ciencias de la Universidad de São Paulo, Brasil. 55 19 2105 8642. Correo electrónico: kageyama@esalq.usp.br * Carlo Leifert es profesor de la agricultura ecológica en la Escuela de Agricultura, Alimentación y Desarrollo Rural (AFRD), Newcastle University, Reino Unido, y director del Centro de Tecnología de Stockbridge Ltd (STC), Reino Unido, una empresa no lucrativa. 44 1661 8302 22. Correo electrónico: @ c.leifert ncl.ac.uk * Rubens Onofre Nodari es profesor de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil, ex gerente de los recursos fitogenéticos del Ministerio de Medio Ambiente, Brasil, y miembro del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Brasil. 55 48 3721 5332. Skype: rnodari. Correo electrónico: nodari@cca.ufsc.br * Walter A. Pengue es profesor de la agricultura y la ecología de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, y miembro científico, IPSRM Panel Internacional para el Desarrollo Sostenible de Gestión de Recursos, el PNUMA, las Naciones Unidas. Móvil 54 911 3688 2549. 54 11 4469 7500 ext 7235. Skype: wapengue. Correo electrónico: @ walter.pengue speedy.com.ar


Referencias:

[1] http://www.gmwatch.eu/index.php?opt…

[2] Paganelli, A., Gnazzo, V., Acosta, H., López, Carrasco SL, AE 2010. Herbicidas a base de glifosato producen efectos teratogénicos en los vertebrados y afectan a la señalización del ácido retinoico. Chem. Res. Toxicol., 9 de agosto. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021…

[3] Antoniou, M., Brack, P., Carrasco, A., Fagan, J., Habib, M., Kageyama, P., Leifert, C., Nodari, R., Pengue, W. 2010. GM Soy: Sustainable? Responsible? GLS Gemeinschaftsbank and ARGE Gentechnik-frei. Download from: http://bit.ly/9D9J2k

[4] FAO. 2005. Pesticide residues in food – 2005. Report of the Joint Meeting of the FAO Panel of Experts on Pesticide Residues in Food and the Environment and the WHO Core Assessment Group on Pesticide Residues, Geneva, Switzerland, 20–29 Septiembre. FAO Plant Production and Protection Paper 183, 7.

[5] FAO. Pesticide residues in food – 1997: Report. Report of the Joint Meeting of the FAO Panel of Experts on Pesticide Residues in Food and the Environment and the WHO Core Assessment Group on Pesticide Residues. Lyons, France, 22 Septiembre – 1 Octubre 1997.

[6] William Engdahl. Study Shows Monsanto Roundup Herbicide Link to Birth Defects. . Global Research, Septiembre 30, 2010. interro_liens_callback;.

[7] http://www.gmwatch.eu/index.php?opt…

[8] Herbicida de soja transgénica pode causar defeitos de nascimento. Plataforma Transgénicos ForaNovos estudos científicos demonstram impactos negativos http://stopogm.net/webfm_send/342

[9] http://www.gmwatch.eu/index.php?opt…

[10] http://stopogm.net/webfm_send/342

[11] http://www.gmwatch.eu/index.php?opt…

[12] F. William Engdahl. Study Shows Monsanto Roundup Herbicide Link to Birth Defects. . Global Research, Septiembre 30, 2010. interro_liens_callback;.

[13] Marks & Spencer. Tackling deforestation. http://plana.marksandspencer.com/we…

[14] The RTRS Standard can be downloaded from the RTRS website, http://www.responsiblesoy.org/. GM soy is treated the same as non-GM – see p.i.

[15] GM Soy: Sustainable? Responsible? Reports. Monday, 13 Septiembre 2010 19:01http://www.gmwatch.eu/index.php?opt…

[16] La Soja Mata (Soy Kills). Statements against the 3rd RoundTable on Responsible Soy. http://lasojamata.iskra.net/node/110

Más info: http://www.amcmh.org/PagAMC/downloa…