El nuevo informe de ONU denuncia que el bloqueo de Gaza ha generado “una crisis de la dignidad humana”

 

El bloqueo israelí a la Franja de Gaza, actualmente en su tercer año, ha generado una “prolongada crisis de la dignidad humana” con consecuencias humanitarias negativas, se indicó en un nuevo informe dado a conocer ayer, 17 de agosto, por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, por sus siglas en inglés).

“En el centro de la crisis se encuentra la degradación en las condiciones de vida de la población provocada por la erosión en las formas de ganarse la vida y el declive gradual de la infraestructura y de la calidad de servicios vitales en las áreas de salud, agua, saneamiento y educación”, se indicó en el informe “Encerrados: El impacto humanitario de dos años de bloqueo contra la Franja de Gaza”.

El bloqueo, impuesto desde hace dos años, incluye el cierre de Karni, uno de los cruces comerciales más grandes y mejor equipados, restricciones generales a la importación de materiales industriales, agrícolas y de construcción, la suspensión de casi todas las exportaciones y una prohibición general al desplazamiento de los palestinos a través de Erez, el único cruce para personas hacia Cisjordania.

“El rechazo al derecho de los palestinos a salir de Gaza o a desplazarse libremente hacia Cisjordania, sobre todo cuando su vida, su integridad física y sus libertades básicas se encuentran amenazadas, es otro elemento clave de la actual crisis de dignidad humana”, se indicó en el informe.

“El bloqueo tiene ’encerradas’ a 1,5 millones de personas en una de las áreas más densamente pobladas del mundo”, se indicó en el informe preparado por OCHA. Así mismo, señala que el bloqueo ha tenido como resultado la devastación de las formas para ganarse la vida, una creciente inseguridad alimentaria, una prolongada crisis de energía y el deterioro de la infraestructura de agua y saneamiento, entre otros problemas.

La ausencia de importaciones esenciales, incluyendo materias primas, junto con una prohibición a la exportación ha “diezmado” la actividad económica en el sector privado en el que 120.000 empleos se han perdido.

Además, aparte de un breve intervalo durante un cese al fuego logrado en el 2008 con la mediación de Egipto, no se ha permitido el ingreso a Gaza de casi ningún material de construcción, en comparación con los 7.400 camiones mensuales cargados de importaciones registrados entre enero y mayo de 2007.

La prohibición impuesta a la importación de materiales de construcción ha impedido la reconstrucción de las cerca de 3.540 casas destruidas durante la Operación Plomo Fundido emprendida por Israel en diciembre de 2008.

El informe señala que Israel ha permitido el ingreso a Gaza en los últimos tres meses de camiones cargados de productos antes prohibidos, como una cantidad limitada de materiales de construcción, materiales educativos, de saneamiento y agua. “Aunque se trata de medidas bienvenidas, su impacto real, en relación con los actuales niveles de necesidad en Gaza, sigue siendo insignificante”, señaló OCHA.