CGT exige a Renault desvincular la negociación del convenio colectivo de la adjudicación del nuevo vehículo

 

La operación salida de vacaciones para los trabajadores de Renault Valladolid arranca el próximo viernes. Antes, como es habitual, se celebró el pleno ordinario del comité de empresa que coincidió en reivindicar la desvinculación de la negociación del convenio colectivo a la adjudicación del nuevo vehículo convencional.

“No queremos que las negociaciones colectivas, que previsiblemente comenzarán en septiembre u octubre, sean la moneda de cambio en la adjudicación del coche y el nuevo motor de gasolina”, explicó el delegado general de la Confederación General de Trabajo (CGT) en Renault, Unai Hernández.

Además, este representante sindical hizo hincapié en el secretismo con el que se está tratando el tema y por eso espera que la decisión se tome “nada más llegar de vacaciones”.

Los trabajadores recordaron que la adjudicación del nuevo vehículo convencional es un compromiso firmado en enero de 2007, y así consta en el convenio todavía en vigor.

Con el paso de los días, los sindicatos ven más cerca la vinculación de la adjudicación del vehículo con la próxima negociación colectiva y la concesión de ayudas de las administraciones.

En el pleno del comité celebrado este lunes reinó la tranquilidad. Cada portavoz de las comisiones del comité de empresa presentó el informe de gestión. En cuya documentación se encuentran los resultados laborales, asistenciales, de formación, salud y la valoración general del primer semestre de 2009.

CGT además de presentar su informe propuso al resto de responsables sindicales continuar con las movilizaciones a la vuelta de las vacaciones veraniegas. “Si es necesario incluso con paros”, afirmó el delegado general de CGT.

A esta propuesta se sumó también el grupo sindical de Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, mientras que el resto de representantes del Comité decidió esperar a dar su respuesta después de las vacaciones.

El delegado general de CGT quiso dejar claro que aunque la respuesta a las movilizaciones se haga esperar, desea que ésta, sea afirmativa. En el caso de que la unidad del comité rechace la propuesta de hacer nuevas concentraciones a la vuelta de las vacaciones. Hernández aseguró que CGT no se quedará de brazos cruzados: “Si hace falta haremos las movilizaciones en solitario”, explicó.

Así, después de que el ERE (Expediente de regulación de empleo) se cerró prácticamente sin aplicarse, la producción aumentó en todas las factorías y la empresa recuperó el contrato relevo. Ahora, sólo queda esperar a que las adjudicaciones del vehículo convencional y del nuevo motor lleguen pronto.

Fuente:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/…