Un estudio demuestra que las mutuas dañan la sanidad pública

 

La presentación de un estudio sobre los centros de atención primaria en España sirvió este viernes para que el coordinador de la obra, el catedrático Vicenç Navarro, lanzara duras acusaciones a las mutuas españolas. El catedrático de Políticas Públicas y Sociales de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) acusó a las mutuas de falsear a la baja el número de personas que sufren enfermedades como resultado de su trabajo, lo cual perjudica a los centros médicos públicos.

Según el Observatorio Laboral de la UPF, unos dos millones de personas padecen en España alguna enfermedad como resultado de su trabajo, pero las cifras oficiales sólo reconocen 30.000 casos anuales. Además, los autores del estudio sostienen que cada año mueren en España 16.000 personas como consecuencia de enfermedades contraídas en su lugar de trabajo, pero que estas no son registradas como muerte laboral. Esta ocultación de datos supone que los costes sanitarios que deberían asumir las mutuas laborales recaigan en la sanidad pública, y que el 14% del presupuesto en salud pública de la Comunidades Autónomas sea para atender estas patologías. La UPF estima que este fraude alcanza los 82.000 millones de euros anuales.

Según la ley, en los casos de muerte laboral las mutuas deben pagar una pensión laboral, que es mayor que la pensión normal de la Seguridad Social, a los familiares, viudas o viudos o dependientes del trabajador muerto.

El estudio recoge, además, propuestas para mejorar el funcionamiento de los centros de atención primaria y unificar su funcionamiento en España.

Fuente: www.publico.es